Páginas vistas en total

lunes, 13 de agosto de 2012

DÍA 9 (The End)



Bueno, a todos los que intermitentemente me habéis acompañado a este “viaje”, gracias. Mañana al mediodía vuelvo para China, mañana regreso al mundo de las distracciones, mañana me enfrento otra vez a mi más continuo yo. Pero voy sin miedo, renovado y con muchas ganas de cambiar cosas, espero mantener este estado con convicción para que la mayoría de los cambios sean definitivos o al menos, que algunos de los errores no aparezcan de nuevo. Ha sido un experiencia única, llena y cargada de lecciones.
Ayer, tuve que hacer mi última “colonización”, fue las más dura de todas. Conté 60 litros de agua y más de dos horas, pero también fue liberadora. Acabada la última de las “penitencias” me dispuse a hacer mi primer bocado en siete días… buaaaah! Qué papaya!, Qué papaya!, la sentí hasta lo más profundo de mi ser. Cuando llevaba medio plato, pareció que mi cuerpo rehuía continuar, pero no, luego mi estomago recordó quién había sido y disfrute de ese proceso cómo no recuerdo haberlo hecho, fue muy especial. Acabada la papaya, me fui hacer un pilling a la playa, para mis quemadas y para relajarme o premiarme, según se vea. Luego me duche, me fui al pueblo con Ben i Neil, comí una ensalada… sí lo sé, el primer día sólo se puede un mismo tipo de fruta, pero siempre he sido un aventurero. La ensalada cómo algunos supondrán, era verde, sin salsas, con: pepino, tomate, lechuga y cebolla. Buah, cómo estaba el tomate… acabada la ensalada volvimos para el resort, por cierto no me pasó nada, es decir que no me sentó para nada mal, sólo me dio más hambre.
Conocí a las cuatro nuevas chicas que empezaban, excepto una que repetía las otras estaban con los lógicos miedos que se tienen al comenzar… les dimos ánimos y me fui a buscar la ropa a la lavandería en mi moto. El día tuvo poco más, me conecte y decidí escribir la mañana siguiente para concentrar más ideas y me fui a dormir.
Me he levantado bastante débil. Ayer Chalong me dijo que tenía que hacer un colónico más al despertarme porque había movido mucha “cosa” y así lo he hecho, mi último, no lo echaré nada de menos. Luego he ido almorzar, que me ha costado un poco pero ahora estoy aquí escribiendo sintiéndome realmente bien a punto para enfrentarme a lo que sea me espere más allá del día de hoy, lo bueno, lo regular y lo malo. Tengo ganas de volver a la normalidad, porque será la única juez que dará validez a cada una de mis intenciones, quiero a volver con todos vosotros porque llevó demasiado tiempo sólo y aunque la soledad es una cosas que aprecio, no me gusta abusar de ella.
Bueno llega el momento de las conclusiones, de las recapitulaciones y de poner en práctica lo cocinado durante estos días abstinencias. Me gustaría también rectificar uno de los comentarios que hice, es sobre Hillary, estaba equivocado, tiene mucha más fuerza y claridad mental de la que anunciaba, pero curiosamente cuando empezó el curso se la veía débil, me confesó que llevaba cuatro meses de soledad, a lo que le respondí que ella debía estar rodeada de gente porque eso le daba la energía necesaria, me dio la razón.  La verdad es que tengo mucho que agradecerle y que practica sus enseñanzas con diligencia, convicción y fe, y esto amigos hoy en día es muy difícil de ver. Parece que a día de hoy todo el mundo puede decir una cosa y hacer otra, y no pasa nada… no hay orgullo, ni respeto, pero eso es otra historia.
Cada persona es distinta porque tiene distintas necesidades, necesita diferentes curas, tiene que comer diferente y ser tratada de divergente manera; vivimos en una sociedad enferma, deprimida, pero al ser la mayoría se considera normal; los objetivos de las personas que nos fijan de niños están equivocados, crecer, experimentar, aprender, conocerse y luego decidir cuál tiene que ser tu futuro; no puedo beber sodas; la comida cuanto más cruda más saludable; cuando el ADN del animal más se parece al nuestro peor es para nosotros comerlo, por eso lo peor es el cerdo… qué razón tienen los musulmanes, pero seguro que no han probado el jamón de bellota; si estás convencido de una decisión que has tomado pero piensas que no todo el mundo la entenderá, no te preocupes, el mundo eres tú, empieza por entender tu tus decisiones los otros ya llegarán; toda empresa parece mayor hasta que la empiezas; cuando te limpias, ves más claro; el peor enemigo, yo mismo; el limite, yo mismo; el objetivo, yo mismo; estaba equivocado y para acabar, la clave de todo es la felicidad. Esto es lo que yo he aprendido y entendido en este viaje, ¿me dejo cosas?, seguro, pero ya es mucho, con esto puedo empezar un nuevo ciclo, y… ¡que caray!, me encanta empezar nuevos ciclos.
Gracias otra vez a todos, especialmente a los que me habéis animado con vuestros mensajes, gracias a mi familia por preocuparse tanto, mama ahora podrás dormir mejor, Marina gràcies, Jaume felicitats, papa a ver si me lees más…. Y especialmente a ti Alícia que sin duda serás la que peor lo ha pasado durante este proceso, amor, vuelvo a casa y vuelvo para quedarme… te quiero.
Hoy de premio extra de fotos para que cojáis un mejor idea… hasta pronto.

La hippie triste y mi querido Michael


Rustling y una japo que vino con un índio a saludar a Hillary


Sí, es ella, Claudia la guatamalteca, un amor. 


Ben, the surfer monk y el mejor, Neil, see you soon mate ;)


Los más cachondos del grupo, por cierto otra cosa que he aprendido, la risa tiene más energía que una central nuclear.


El gato que vigilaba mi bungaló


Cocinando comida vegetariana.


Mi playa, nos vemooooos...

domingo, 12 de agosto de 2012

DÍA 7



Amigos, hoy ha sido el día, hoy ha sido el gran día… pero antes, repasemos la noche anterior. Como avancé, me dieron unas hierbas para intentar desobstruirme, me dieron tres veces la cantidad que se suele dar, y claro, dio resultado. Creo que fui al baño más de diez veces y aunque el aire no salía, sí que fui sacando. A parte de la incomodidad de ir tantas veces al baño, un mosquito decidió compartir el bungaló e ir echando bocados de tanto en tanto, todos mis esfuerzos para invitarlo a salir o reventarlo a la pared fueron en vano. Ayer, aunque lo disfrace con humor, fue un día durísimo, estaba muy débil y me sentía muy mal, mucho. Pero después de las visitas al baño, los besitos del mosquito y otro mini concierto de percusión recién levantado… señores, sí, he visto la luz.
Hoy me sentía con una energía clara y transparente, serena, constante y profunda. Ha sido como un resurgir, como un despertar. Desde que llegué la energía fue paulatinamente a menos, llegando a su clímax ayer, pero de repente todo ha cambiado, incluso el hambre a amainado claramente.
Las actividades planeadas para hoy eran muy pocas, por lo que me he cogido el día. He paseado, leído, nadado, charlado y he cogido la motocicleta que tengo alquilada y que sólo había usado un día, para darme un paseo por la isla. Con la música de compañera y la moto de guía, he tenido un paseo increíble, pero volviendo a ese despertar. Supongo que la limpieza interna es como una desintoxicación, así como los adictos pasan su día o días de mono, creo que lo de antes de ayer y ayer se parecía a eso, además con el bloqueo que me causaba el gas, al mono se le junto el síndrome de abstinencia. Pero en cuanto se han ido y además en conjunto, un nuevo yo ha surgido. Todo y a riesgo de parecer meloso y exagerado, lo defino como un nuevo yo, porque las sensaciones internas que estoy experimentando son distintas a las que había tenido hasta ahora, otra vez recurro al ejemplo de los adictos, pongamos el ejemplo de un alcohólico, de llevar todo la vida o el día bebiendo, a limpiarse, seguro que sienten algo complemente distinto a lo sentido hasta el momento, algo parecido es lo que me está pasando. Mente más en el aquí y ahora, un cuerpo con un incomparable mayor nivel de fluidez de energías, sentidos más despiertos y agudos, sensación de bienestar grupal mucho mayor y unas tremendas ganas de hacer cosas y de cambiar cosas. Este sería un breve e improvisado resumen de las principales cosas que estoy sintiendo, por lo que puedo concluir diciendo que el objetivo del viaje ha sido conseguido y de manera superior a la imaginada.
Hoy se acaba el ayuno, mañana tengo otro colónico profundo para acabar de sacar el resto y esto se acaba. ¿Y ahora, voy a vivir igual?, igual seguro que no, todas las experiencias intensas cambian una parte de ti y por consecuente de tu vida, si la pregunta es si el grado de cambio será pequeño o mayor… esto lo responderé con el ejemplo de mi día a día, pero realmente creo que algo nuevo surgirá y que poco se parecerá a lo acontecido hasta el momento.
Siete días de ayuno, no solo de comida, también de alcohol, tabaco o relativos. Siete días de “soledad”, siete días de viaje y estancia a un sitio privilegiado, siete días de introspección, algunos días de sufrimiento y otros de lujuria energética, hambre, cansancio, diligencia, confusión, duda, acierto, certeza, revelaciones… ha sido una intensa semana que espero marque los años de mi devenir, pero si no lo hace, ha sido una semana total. Aconsejaros el hecho de realizar o no semejante ejercicio, es muy complicado, pero lo definiré así: si estáis convencidos de una necesidad interior de cambio y dispuestos a poner un poco de vuestro sufrimiento por ella, no lo dudéis un segundo, no os puede hacer nada más que bien, pero todo cambio necesita de preparación y convicción, sin estos dos, no lo hagáis. Bueno mañana os diré como acaba el cuento.
Os adjunto mis dos sitios de reflexión y lectura.



sábado, 11 de agosto de 2012

EL VIAJE (DÍA 5)


DÍA 5
                Hoy antes que nada, disculparme, ayer no pude escribir porque está completamente roto, pronto veréis porque. Por lo que el escrito de hoy será dos veces más intenso ;).
                Cuando me desperté ayer por la mañana, parecía que hubiera un semana entera de fiesta a Ibiza, no tenía energía y me sentía terriblemente débil, aún así cumplí con mis deberes diarios y estos me reactivaron un poco, pero no fue hasta beberme mi coco y nadar media hora, que mi cuerpo no despertó. Entonces pasó, por fin sucedió algo que daba sentido a semejante sadismo… tuve un revelación. Por motivos personales no puedo revelar los detalles de esta, pero fue una revelación, sólo he tenido dos revelaciones en mi vida, de aquí a mi seguridad al afirmar que lo fue. La única revelación que he tenido antes que la citada, fue hace más de diez años cuando mi abuela estaba contando sus últimos minutos en el hospital Sant Pau de Barcelona. Esa revelación, fue darme cuenta que el responsable de todas mis desgracias era exclusivamente yo. Sí, es cierto, no es gran cosa, pero eso es lo inmenso de una revelación, una revelación es algo que de ocurrirte, algo en ti cambia y a partir de ese día empiezas a llevar una vida totalmente distinta. Ese día, yo empecé una nueva vida. Pues bien, ahora empezaré otra, no tengo idea de que tipo ni de por dónde irá, pero será diferente y ha empezado ya.
                Pero ayer era un día que se marcaría por el sufrimiento, empezó con el mal despertar y continuó con un visita al Dr. Chilong… bbffff, el Dr. Chilong. En la entrada de un pequeño sitio de masajes dónde se leía “Magic Hands”, nos esperaba el mágico Dr. Chilong. Su especialidad los lavados de colón profundos, para que nos entendamos, lo que tengo que hacer dos veces al día multiplicado por diez, sí, sí, por diez, si yo inserto unos 3 litros diarios, en la hora y media, dos horas que estuve allí, fácilmente me metieron 30 litros. Claro está que es un “entra-sale”, pero fue especialmente duro en mi caso, porque resulta que encontraron que tengo un inmensa bolsa de aire dentro de mí, que me obtura todo el sistema intestinal. Nuestro amigo, el Dr. Chilong, un hombre de unos 40, delgado, pero fibrado, moreno y afable, sudo lo suyo, mejor dicho sudamos conjuntamente durante esos 120 minutos, parecía un parto difícil. Después de ese tiempo, me miro con preocupación y me dijo que si podía volver el lunes, le dije que sí, por lo que el próximo lunes voy a ver si sale de una vez el bebe, el hijo del viento. Que no me olvide de mencionar, que la máquina en cuestión, en vez de tener un tubito, lo que tiene es casi una banana, hasta aquí voy a escribir.
                Al salir de la consulta, me sentí fatal, con las cinco letras. Todo se movía, pero con ensañamiento, las siguiente hora fue dantesca, pero como todo en la vida, o casi todo, pasó. Pasada una hora mejoré, pero aún estaba muy débil y no me sentía nada bien, aún así atendí a la última clase del día que era de astrología, signos y demás. Acabada la clase, no pude más que ir a estirarme y todo y que parte del gas se fue a base de un íntimo y corto concierto de percusión en mi cuarto, quedó claro que la mayoría aún resistiría dentro por más tiempo. Así, me fui a dormir.
                Si ayer al despertarme, me sentí como si hubiera estado un semana en Ibiza, está mañana la sensación ha sido cómo si Woodstock hubiera durado un mes y yo no me hubiera perdido un fiesta. Por dios santo, creo que nunca, no, estoy seguro de que nunca me había sentido tan débil ni fatal. Aún así, diligente y orgulloso como soy, he vuelto a cumplir con mis deberes e incluso he asistido a la clase matinal de Yoga, que aún siendo un infierno para mí, me ha ayudado un poco, también un zumo que me han dado de piña. Es increíble cómo valoras cualquier extra cuando no tienes literalmente nada.  
                Después del Yoga, hemos tenido la clase de cómo afrontar el final del ayuno para volver poco a poco a la vida normal. El primer día un par de piezas de fruta con un poco de yogurt de una especie de fruto seco parecido a la almendra, que preparamos nosotros el otro día, el segundo hasta cuatro piezas de fruta, una fiesta; el tercero, se puede combinar la fruta con algún vegetal y ensalada, buah invitaré alguien a comer conmigo ese día; el cuarto, aquí empieza la fiesta, se puede comer huevos, sin pan, claro, Alicia tú la palmas…, patata y legumbres. No voy a continuar porque es así de triste hasta el decimo, y claro está, después del decimo ves con cuidado. Total, compañeros, que he decidido hacer mi propio plan, cuál, ya os lo contaré cuando lo cumpla. Me olivada, durante esos diez días nada de drogas, que se consideran drogas, a parte de las famosas: café, cerveza, vino, u otro alcohol, medicamentos, fast food… todo lo que crea dependencia. Después de clavar mis ojos a Hillary con cara de destripador, me ha dado permiso la muy… santa, de comer una pieza de chocolate negro de más del 70% de cacao el 5º día… venga ya!!! A parte de todas estas malas noticias conjuntadas, hemos dado más clase sobre nutrición y sobre como cambiar hábitos, algunos consejos filtrados gratuitos para mi people:
-          El ejercicio físico lo mejor es hacerlo en ayuno, quema venenos y predispone el cuerpo.
-          Es increíble para el cuerpo que nada más levantarnos no pongamos bajo el sol unos 15 o 20 minutos.
-          Para empezar con energía, despertarse, respirar profundamente con pensamientos positivos, por ejemplo en mi caso, cuando llegue a mi casita pensaré en que ya he acabado el ayuno.
-          No almorzar antes de pasada media hora, antes el cuerpo no está preparado y cuando más tarde mejor.
-          Este consejo es de los buenos, la seis cosas para mantenerte joven a parte de la súper dieta, claro:
o   Ejercicio físico
o   Dormir bien (luego daré más detalles)
o   Ayunos de tanto en tanto (Sí, lo siento…)
o   Meditar
o   Y… sexo!!!
-          Para dormir bien se debe cenar, 3 horas antes de ir a dormir, en nuestro país eso lo hacemos especialmente bien, el motivo es que si te vas a dormir haciendo la digestión el cuerpo no descansa como es debido. Muchos lo sabéis, pocos lo hacéis. Mandriles…
-          No comer ninguna clase de animal para cenar, dificulta las energías y digestiones.
-          Comer con lentitud, tomando conciencia, es decir nunca delante la tele o el ordenador.
-          No beber 20 minutos antes y después de comer.
-          Cuanto más alimentos crudos comamos durante el día mejor: fruta, hortalizas…
-         
Dicho esto, ahora escribiré mi opinión personal sobre todo esto. Cada uno de estos consejos , es válido y está comprovado. La mujer que dirige el curso, cómo os dije, carece de energía y su aspecto es triste… cómo puede ser que una mujer que lleva con diligencia estos y muchos más consejos desde que tiene 14 años, tenga semejante apariencia… pues porque lo más importante, no es un sistema digestivo perfecto, evitar todos los tóxicos posibles o cualquiera de estas cosas válidas… lo más importante es el equilibrio, primero entre cuerpo y mente. Esa mujer no es feliz, si en vez de focalizar todo la energía en su ombligo, guardara un poco para su frente, creo que se vería mucho mejor. Segundo, equilibrio con cada una de las cosas que hacemos, incluso el agua si te pasas te ahogas. Tenemos que comer mejor, sí, es bueno hacer ayunos y limpiezas de estas, descarado, tenemos que evitar todo lo posible los por todos conocidos venenos, sin duda… pero de tanto en tanto, uno tiene que coger el espanta suegras, la purpurina y disfrutar, sin eso, más vale que comamos cianuro. Esto es mi teoría y hasta que no me demuestren la validez de otra, es la que voy aplicar.
Una vez acabado el curso, mi amiga de Guatemala, ha explicado una historia personal que me ha congelado el estomago. Cuando era una cría, en los años 60, estalló una guerra civil en su país, por lo que su madre, huyendo de la guerra y de su padre, desconozco lo motivos, se encerró durante más de un mes con sus dos hijas, una de un año y ella que tenía casi cinco, en una cueva. Sobrevivieron porque unos aborígenes de la zona, viendo que huían de algo, les traían comida a diario. Ella sufrió estrés post traumático. Hillary le ha dicho, que  se había recuperado muy bien, ella ha respondido que todo gracias a los tripis de LSD… Para que digan que las drogas son malas, a Claudia le curaron los traumas y le pagaron la universidad. Aún consternado por la historia, me he ido hacer un masaje, que me ha reactivado un poco más y hasta aquí. He vuelto al bungaló he hecho el escrito del día y ahora estoy esperando un fórmula especial para haber si me sacan el aire, mañana os cuento si hubo éxito.
Debajo tenéis el sitio de las limpiezas profundas de colón, un paraíso.

jueves, 9 de agosto de 2012

El Viaje (Día 4)



DÍA 4


Me tomé la segunda poción pero nada pasó, pensaba que por la noche la tormenta llegaría, pero no. He dormido bien, sin problemas, y sí, me he levantado algo mal, una sensación general de malestar. He ido a preparar la fórmula para la diaria limpieza de colón y esta vez es cierto que ha sido más doloroso y he podido aguantar menos con el líquido dentro, pero aparte eso nada más. He decidido no nadar como hago a diario para no forzar.  He leído un poco la prensa y luego me he dirigido al sitio dónde tenemos destinado para la preparación y recaptación de la mayoría de ingredientes necesarios para nuestra limpieza. Allí estaban, Hillary y Claudia, he explicado mi caso a Hillary y me ha dicho que no me preocupara, que a veces a según quién pasaba y que quizá mi cuerpo quería eliminar de otra parte. Nos hemos echado unas risas, mientras Claudia explicaba que se pagó la carrera fabricando clandestinamente tripis. Claudia es la mejor del grupo con diferencia, tiene mucha energía y es fantástica, se ríe todo el rato, aunque se encuentre fatal cómo se sentía hoy. Trabajaba en la industria farmacéutica, lo dejó harta de ver lo que hacían con los medicamentos, cosa que mejor me abstengo de relatar… pero el resumen sería, la mayoría de los medicamentes son mascaras para el dolor que sólo hacen que posponer y crear nuevos síntomas, veneno, vaya. Durante su etapa en EUA, también abrió restaurantes y discotecas, y cómo ella misma dice, me bebí y tome todo lo que me podía beber o tomar, debe ser por eso que la limpieza le está afectando tanto.
Hoy ha venido un masajista llamado Ricardo, americano también, a darnos una clase un poco insípida, pero sobretodo a vender sus servicios, no sé si voy a ir. Aún a riesgo de la petulancia, también él ha visto una energía especial y en mi, Hillary lo mencionó durante el análisis de iris, esta es un técnica que se basa en la observación de las imperfecciones que tiene el iris que definen que males en general tiene el cuerpo, un recurso muy interesante.
La verdad que una potencia que hacía años no sentía está creciendo en mí, no tengo tanta sensación de hambre pero sobretodo tengo mucha energía, la mente muy clara y la sensación de estar llegando a algo. Además, mi cuerpo está todo el día como fluyendo, como si pudiera despegar y volar, una sensación que realmente no sé si he tenido nunca. Los músculos de mi cara están cómo más relajados y mi estado es de continua felicidad. Otro hecho curioso es que a diferencia de los primeros días, todos los animales del recinto se me acercan, a veces para tumbarse a mi lado y otras sólo me observan y se van.

Cuando empezaba escribir el blog era por la mañana de hoy, día 9 de agosto, y me equivocaba, vuelvo a tener una hambre inmensa… supongo que se deberá al curso de cocina naturista que hemos hecho. Hemos hechos desde galletas, caramelos, unas hierbas fermentadas y un zumo que me ha sentado de olé, pero me ha abierto el apetito el muy cabrón, con lo relajado que empezaba a estar.
Hoy para seguir dando algo de conocimientos a mis queridos seguidores, hablaré de el objetivo básico de esta limpieza. Lo que yo llamo “colonización” es una limpieza de colon, o de intestinos. El ayuno es para limpiar el cuerpo y las “lavativas” para sacar la mierda acumulada de los años y las fiestas. Cómo muchos sabréis, en nuestro cuerpo hay parásitos, bueno y malos, los malos que vienen de los malos hábitos, sobretodo alimentarios, se nutren de la diferente mierda que ingerimos (si alguien le molesta el lenguaje, lo siento, estoy hambriento…). La parte dónde más parásitos acumulamos es el intestino grueso, dónde a base de los malos hábitos se generan gusanos que se nutren de lo mejor de nuestra comida, debilitándonos y envejeciéndonos antes… y a medio plazo generando enfermedades de todo tipo. Entonces gracia al ayuno más las limpieza renal, expulsamos muchos de estos parásitos y cómo en mi caso ahora, no convertimos en la ostia en patinete, más sanos, guapos, jóvenes, listos y cojonudos. Este es el motivo de mi limpieza. Al eliminar estos parásitos, limpiar las paredes de nuestros intestinos y el sistema digestivo en general, cuando vuelves a comer, coges muchos más nutrientes de los alimentos ingeridos, por lo que los aprovechas más. Además resulta que cuando más parásitos tienes más controlan tus hábitos alimenticios, es cómo si te crearan adicciones a la grasa y demás, un especie de  The Faculty, vaya.
Bueno para acabar hoy, debajo he puesto un par de fotos más, podréis ver los utensilios con los que tengo que lidiar diariamente, fijaros en lo que parece un gota a gota, eso va al culo; hay las hierbas, el barro que me tengo que beber, la libreta de los apuntes y el libro de Hillary; en la otra foto es el bungaló dónde preparamos la pócima que limpiara los intestinos y también dónde damos la mayoría de los cursos. Intentaré adjuntar más fotos… gracias a todos los que me leéis y comentáis, me lo hacéis más llevadero… aaah, y felicitar a Alica. Hasta mañanaaaaa




miércoles, 8 de agosto de 2012

El Viaje (Día 3)



                Empiezo a tomar conciencia de que consiste esto, el día de ayer lo pasé con una hambre feroz, he insertado por el agujero incorrecto más de 5 litros ya con su correspondientes consecuencias, me siento más débil… pero por otro lado tengo atisbos de limpieza interior, tanto física como psíquica.
Ayer por la mañana hicimos yoga, luego hubo un curso de nutrición de unas dos horas. La mujer que dirige el curso no es santo de mi devoción, por tres motivos, primero por su radicalización, yo nunca he visto el mundo en blanco y negro, segundo por su focalización casi exclusiva en la parte física-digestiva de la vida, creo que la mente tiene un papel fundamental en todos nosotros, y finalmente por su debilidad tanto física como psíquica, su cuerpo parece tener 80 años en vez de los 62 que tiene, pero lo más preocupante es la tristeza de sus ojos, no es un gran ejemplo para lo que está enseñando. Una vez superado esto, es innegable su conocimiento nutricional y obligado aceptar ciertos consejos, pero de seguir la integridad de sus explicaciones, no creo que el resultado fuera para nada positivo. Siempre he creído en la filosofía Ying-Yang o del balance, todos los extremos son malos.
                Una vez acabado el semicurso, tuvimos libre hasta la “cena”. Fue durante este período dónde más sentí el abrumadora hambre, pero aguante. Tenía que ir a comprobar una cosa al cajero del pueblo, cogí la moto y me fui para allá, en mi vida he tenido tan ávido sentido del olfato, podía sentir todo lo que se estaba cocinando a mi alrededor, hice mis gestiones lo más rápidamente que pude y me volví corriendo para el bungaló. Pasé la tarde lo más dignamente que pude y luego tocó otra sopa sin tropezones y una sesión de meditación que me fue muy bien. Así acababa mi segundo día.
                Ahora son las 14:00pm, me acabo de tomar una poción que junto con otra que tengo que tomarme en dos horas, parece ser tendrá efectos bíblicos en mi sistema digestivos. Unos de los repetidores de este programa, me dijo que después de esto estuvo ¡Catorce horas cagando!, si me pasa a mí, morirá alguien en la isla… aprovecho para escribir ahora porque muy posiblemente pase el resto del tercer día en el lavabo. La mañana de hoy ha sido más bien buena, después del proceso diario, hemos tenido una clase de Yoga, fantástica, que me ha dado energía y despertado la cabeza. Luego le ha seguido otra parte del curso nutritivo, que ha sido mucho mejor que el de ayer. Hemos aprendido sobre aguas, aceites y grasas, he obtenido información muy valiosa, os regalaré algunas de las cosas más importantes que he aprendido:
-          La mejor agua es la que sale de bajo suelo, le siguen la de las montañas más altas. El agua que sale de estas neveras modernas es muy tóxica. Filtrar el agua es bueno si el filtro es bueno.
-          Si alguien está sometido a una actividad física muy intensa, sentirá sed, no por la pérdida de líquidos más bien por la pérdida de minerales, de ahí que seguramente le sacie más la fruta que el agua, al contener muchos más de estos.
-          De las mejores aguas, Evian y Volvic. No me han sabido contestar sobre Solan de Cabras o Viladrau…
-          Evitar a todo costa cualquier alimento enlatado, son altamente tóxicos.
-          Si alguien quiere quedarse embarazad@, tanto él como ella harían bien en tener una dieta copiosa de judías.
-          El pollo de hoy en día es de los peores alimentos al tener muchas hormonas para acelerar su crecimiento, las mujeres deberían tener especial cura porque se ve que es uno de los principales responsables del cáncer de mama.
-          El aceite de oliva es la pera, siempre y cuando sea extra virgen y nunca cocinado. Todos los aceites cocinados son malos, incluso recomiendan cocinar antes con mantequilla sin sal que con aceite… que cosas. También dicen que es mejor dejar el aceite en la nevera y que no nos preocupemos de la apariencia que coge ahí.

Creo que ya está bien. Bueno, cómo avanzaba, me quedaré aquí, tomaré la segunda poción y espero no sea un resultado muy catastrófico. Mañana lo sabréis.


martes, 7 de agosto de 2012

EL VIAJE


DÍA 1
                Ayer empezó el que tiene que ser un viaje que marque un punto de inflexión en mi vida. ¿El destino? Thailandia, Koh Samui. El porque de la transcendencia de este viaje reside en su particularidad y objetivos. Viajo sólo, sin amigos ni acompañantes, esto creo que me llevará a un anhelado silencio interior que espero transcienda en un primera fase de despertar interno. Pero, lo que realmente pondrá a prueba mi voluntad para el cambio es que durante un semana larga residiré en un sitio dónde se lleva a cabo un programa que consiste en una limpieza física a partir de un ayuno de siete días, sí siete días que no podré comer nada, beber alcohol o fumar.
                Después de unos intensos meses de cenas “Chinas”, cargadas de comida, alcohol y tabaco, esta empresa va a resultar como mínimo ardua y difícil. El premio, un limpieza total.
                Aún no sé bien los detalles del programa, preferí ignorarlo para evitar rendiciones precipitadas. Ahora ya estoy aquí, por lo que estoy obligado a llevarlo a cabo.
                Cómo avanzaba, llegaba a Koh Samui ayer por la tarde. Un tímido tailandés me recogió en el aeropuerto de la isla y acompañado de canciones de Lady Gaga y otros hits, me llevó hasta los bungalós dónde tendré que pasar estos nueve días. Antes de poder colocar la ropa, conocí a la mujer que lleva el programa, una mujer mayor, morena, arrugada y más bien de aspecto triste. Me dio una simple bienvenida y poco más, volviendo para mi bungalow, encontraría el segundo pero no último personaje del grupo, Ben, un australiano que cómo yo venía a disfrutar de esta particular “tortura”, después de hablar unos pocos minutos quedamos en hacer la última cena juntos en el pueblo. Este vez sí pude llegar al apartamento a arreglar mis cosas.
                Un vez dispuse mis personales, creí que lo mejor que podía hacer era coger las gafas y nadar un poco en el mar que no está a más de 20 metros del apartamento. Fue una sorpresa ver que tenía que andar por el agua unos cien metros para conseguir la profundidad necesaria para poder remar, mientras andaba vi al fondo a Hillary, Ben y al tercer personaje del día al que aún no he podido coger su nombre. Otro hombre relativamente mayor que ha estado diez años trabajando y viviendo aquí con Hillary. Hablamos un rato hasta que me disculpe y me fui a hacer lo prometido.
                Después de una ducha me dispuse a salir con Ben a cenar, antes tuve que alquilar una moto, sin frenos delanteros y más bien de dudosa seguridad. Llegamos al pueblo a las siete de la tarde, a un especie mercado de pinchos, pad thais, frutas, algo de pescado y cerveza fresca!!! Sí, pedí medio litro de cerveza, un pincho de salsicha, un pad thai y una hierbas de pescado que no me veo capaz de describir. Durante esta informal cena descubrí algunos datos más de este Ben, tenía 40 años, aunque aparentase treinta y pocos, había estado casado y tenía tres hijos! Era profesor de colegio, pero lo dejó por ser muy estresante, hacía un año y medio, y se fue a vivir en un monasterio budista, dónde trabajaba como responsable del mantenimiento. Trabajaba unas 7 horas diarias y después practicaba su pasión, el surf. Sí, un profesor retirado, metido a monje y surfista, con las uñas pintadas de negro. El viaje prometía. Después de una segunda cerveza de medio litro, decidimos volver para prepararnos para el día siguiente dónde empezaría nuestras empresa.

DÍA 2
                Bueno, primer día superado. Ahora ya tengo un idea más formada de cómo funciona el tema. Se trata de un ayuno pero acompañado de una limpieza de colón que consiste en insertar más de un litro de agua con café por la mañana y  de té por la noche, no vaya a ser que no durmamos, por la puerta trasera… sí, exacto, esa misma. Una vez tenemos los intestinos inundados de café o té y agua, se trata de aguantar el máximo posible con el líquido dentro, y no sólo aguantar sino hacer una serie de ejercicios para desprender de los intestinos el máximos de tóxicos posibles.  Pues sí, amigos, es divertido proceso se deberá realizar dos veces al día durante siete días. Personalmente ya lo he hecho dos veces… me abstendré de entrar en el detalle, pero no es muy agradable. Visto esto, el resto del programa consiste en ingerir un especie de barro que parece succionar los venenos internos, unas hierbas, que limpian y te mantienen saciado, cosa que no puedo afirmar, porque ayer me miraba el gato que pasa siempre por mi apartamento con culinarias intenciones; también bebemos unos minerales y finalmente como alimento tenemos: dos cocos al día, sólo el jugo claro y una sopa por la noche sin un solo tropezón. Este es el menú, luego cada día hay actividades cómo yoga, meditación, masajes… y cursos de nutrición, composición de fármacos y cosas por el estilo.
                Ayer fue un día intenso, no sólo por la mucha información proporcionada sino por las nuevas experiencias vividas, la limpieza de colón es toda una experiencia. Pero antes, introduciré a mis compañeros de torturas: tenemos a Rustling, una tailandesa de grandes proporciones, tímida y callada, con cara de bondad, profesora de profesión, tiene 24 años si mal no recuerdo; esta Claudia, la fiesta del grupo, en sus 50 ha dejado el trabajo, el marido y se ha ido al Himalaya por la parte India a meditar y empezar una nueva vida, originaria de Guatemala por nacionalizada americana, es dicharachera y como ella misma dijo, le encanta hablar, un amor; tenemos a Osa,  a quién la rima perfectamente el adjetivo Sosa, lleva 2 años viajando, parece no haber trabajado en la vida, habla demasiado bajo, tiene un cara que de ponerte un balada y mirarla fijamente lloras fijo, por la que yo la llamo la hippie triste, lo siento pero de momento es así; luego está Michael, de Nueva Zelanda, un hombre de 65 años, que aún trabaja como especialista de sonido en la televisión y tiene un estudio de grabación, en su época fue con los Rolling Stones de gira como percusionista, es un hombre ancho, simpático y tranquilo; no nos olvidemos de Pete, del Nepal nacionalizado Thailandés, un armario ropero, entrenador personal y un nervio en todos los sentidos, simpatiquísimo, cada día me dice un frase, que dice ser español que cada vez entiendo menos, pero como él se ríe, yo más; tenemos a Kate, un mujer de 50 años recién cumplidos, insegura, más bien triste pero con una gran bondad interior, no sé ni de dónde es ni a que se dedica, aún; finalmente, aparte de Ben, del que ya hablamos tenemos a Neil, creo que es gay, pero no le voy a preguntar, es con quién más hablo ya que es un irlandés afincado en London, director de escuela, súper cachondo y hemos conectado muy bien, gordito, ojos claros y mirada de travieso. Este es el grupo y con ellos comparto semejante proeza, porque estarse 7 días sin comer, defecando como un loco y luego otros 10 días hasta que puedes comer con normalidad, el primer día se ve que puedo comer un pieza de fruta, el segundo dos… buah una locura, pues eso, con ellos compartiré estos días.
                Ayer pues fue un día muy cargado en todos los sentidos, pero instructivo y diferente. Por la noche, cuando comíamos las sopa, se fue la luz durante una hora, y no se veía nada de nada, decidimos ir a la playa i el cielo estaba espectacular, fue un momento impagable. Estoy impaciente para ver que nos depara el día de hoy. Es cierto que hoy me he levantado con una energía especial, pero de momento nada lo suficientemente notorio que compense la dureza del proyecto, cierto es que no esperaba reacciones tan tempranas, seguiré paciente el transcurso de las cosas.