Páginas vistas en total

jueves, 27 de octubre de 2011

La próxima Revolución

El mundo avanza hacia una revolución, la primera revolución global. No tenemos idea de cómo será esta revolución, a quienes afectará o que la desatará definitivamente, pero algo se está cociendo y podemos notar su olor.
Primero fueron las quejas hacia guerras injustas, luego han venido crisis de dimensiones bíblicas, internet ha dado acceso a una verdad más limpia y menos manipulada, hemos visto que fuerza puede tener el pueblo en varios países del norte de áfrica, la gente no sólo sale a la calle conocedora de las injusticas: se está quedando en la calle y organizando. Es algo excitante, esperanzador y lo más importante, es justo.
A parte de estos foros de ciudadanos indignados y que ocupan, están saliendo grupos organizados con proyectos concretos e ideas revolucionarias que ganan adeptos con las horas www.thezeitgeistmovement.com/.
Los políticos cada vez más mareados por tener que atender a tantos frentes y además tener que lidiar con las ordenes que les inculcan los auténticos controladores de todo, ahora se enfrentan a una masa pública contraria, que crece sin control. Crece en países, en número; se organiza, transforma y adapta…
Cada acción que se realiza para frenar esta masa crítica de gente no hace sino alimentarla. Además al no tener líderes, no pueden recurrir a los ya tradicionales casos de agresiones sexuales, accidentes o otras artimañas útiles para decapitar la serpiente.
Algunos se esfuerzan para quitar importancia a estos grupos tachándolos de hippies o okupas, de gente que sólo quiere incordiar o fumar porros libremente, frases y tópicos que sólo refuerzan y agrandan el movimiento.
Si bien es cierto que aún es minoritario y que en muchos aspectos demasiado joven, se le ven síntomas de una gran capacidad de aprendizaje, adaptación y rápida maduración. Cada problema macro económico importante que afecta a la población, es decir todos, genera nuevos partidarios para el “Gran Movimiento”. Las malas noticias se suceden y esto acelera su crecimiento.

¿Cómo colaborar con en este momento histórico?, ¿cómo participar en él?:
- Tomando conciencia: Informándose, contrastando y examinando lo que pasa a diario. La revolución está ahí, se ve, se siente y se puede casi palpar.
- Participando: Cómo uno quiera, más o menos activamente, pero haciendo algo, por pequeño que sea dará dimensión y dimensión es lo necesario para conseguir acción para el cambio.
- Informando: A todas esas personas desesperadas, que no saben cómo arreglar sus problemas personales, que creen que todo está mal planteado y que nadie vela por ellos, darles al menos la posibilidad de conocer que hay gente que está intentando ayudarla y que ellos mismo pueden formar parte de este grupo de salvación.
- Conservando la ética: La grandeza de este movimiento, mejor dicho de esta revolución es la innegociable naturaleza pacifista, esto le da mucho más fuerza y lo convierte en una revolución única. Si se quiere participar, no es para destruir, es para crear. Otros se han ocupado de eso, alguien tendrá que arreglarlo.
- Constancia: No será rápido, pero será… si persistimos, será.

Se abre delante nuestro, ahora, por primera vez, la auténtica posibilidad de que a cada individuo tenga derecho a elegir, este teatro de marionetas que ha sido siempre el mundo, puede acabar y debe acabar, porque el organigrama actual, sale demasiado caro y sin un cambio profundo y radical, el hombre llega a su fin. Sí, el hombre, porque el mundo persistirá, el mundo sólo precisa de tierra, agua y sol para persistir i recomenzar, el hombre no, nosotros necesitamos mucho más. Tenemos una ocasión única, esta crisis global nos está uniendo, aprovechémoslo, es nuestro momento, es una posibilidad única para que nuestra existencia tenga un significado real. Repito, no es necesario grandes sacrificios, al menos de momento, sino un cambio de mentalidad y el convencimiento de que otra realidad es posible y necesaria.


Si hay gente que aún desconoce las causas del problema o quiere conocer algunas propuestas de solución puede recurrir a documentales como Inside Job o la serie de documentales de Zeitgeist (disponibles en youtube), para citar algunos ejemplos. Para los que queráis tener un papel más proactivo, a partes de las muchos reuniones que se producen en nuestros país de los llamados indignados, hay varios grupos en el Facebook que os podrán guiar de cómo hacerlo, por ejemplo el Zeitgeist.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Catalunya no Cataluña

Tot i el meu amor incondicional al meu país i cultura, no he sigut mai massa extremista en termes d’independència o relatius. Sempre he defensat arguments relacionats amb la unió mai amb la separació, però sí que em defineixo com a defensor de les identitats, cultures i diversitats. Fets com l’aniquilació de cultures tan riques i històriques com la Maya o els Indis americans, han fet un mal incalculable en el conjunt global de la humanitat. En cap moment vull fer un comparatiu, però m’aventuraré a fer un símil: quan una societat més nombrosa, poderosa, avançada... envaeix una altre, per por o pur control, es dedica a trencar mica en mica l’essència de la societat envaïda mitjançant una gran varietat de tècniques i accions. La por a que la societat diferent, s’organitzi i es reveli per intentar recuperar la seva identitat inicial, empeny als nouvinguts a reduir al màxim o directament intentar aniquilar aquest poder latent. Durant molt de temps hem patit aquesta animadversió cap el nostre poble i sembla que últimament torna agafar embranzida, cosa com el tema dels “documents” o la nova sentència en són una proba sòlida. Un sistema d’ensenyament que fins ara caminava sense esquerdes, ara vol ser modificat amb la segura previsió d’una ferida mortal cap a la nostre llengua i conseqüentment cultura. Doncs bé, lluny de voler apel•lar a l’esperit nacional català, crec molt més encertat fer veure el ciutadà Espanyol com de greu és aquest error. Ciudadano español: querría dirigirme a ustedes para alarmarle, de que en Catalunya se están sucediendo una serie de hechos, impulsados por nuestro gobierno que podrían perjudicar muy gravemente su calidad de vida. Hace tiempo que este pequeño país a la que debo la mitad de mi sangre, la otra mitad me viene del sur de su país, está sufriendo un extraña persecución y están claramente intentando minar su esencia. Se preguntará porque eso tiene que importarle lo más mínimo, pues bien, debería preocuparle y mucho. El motivo de mi preocupación para el conjunto de España es el siguiente. La situación macroeconómica es cada vez más preocupante, mientras los países emergentes crezcan con tanta potencia, los países hasta ahora poderosos sufrirán las consecuencias, el mundo hace tiempo que no puede producir para todos por lo que si salen nuevos consumidores tienen que desaparecer los antiguos. La noticias pesimistas se suceden a diario, no hay recuperación ni crecimiento y aquí en España no lo habrá en bastante tiempo. Por lo que cualquier cosa que mantenga el balance de nuestra economía, es capital mantenerlo, una vez entendido este punto, imagínese esto: las comunidades autónomas industriales históricamente son y han sido Catalunya i el País Vasco, dos comunidades que se consideran, con razón, países a sí mismas y que miran históricamente a España con recelo. Pues bien, hechos como los documentos de Salamanca o la nueva sentencia cabrean enormemente al pueblo catalán, si eso le sumamos un continuo menosprecio hacia esta comunidad por el conjunto del estado, el resultado es un pueblo “fins el collons”. La unión europea permitiría una proceso de independencia de haber consenso, cosa que no hubiera sido posible en el pasado. Si esto se diera, estoy convencido que nuestros hermanos los Vascos se apuntarían seguidamente, esto si no lo inician primero. Las consecuencias para España serían como poco catastróficas y más en un entorno como el actual. Seguramente pensaran, Europa no permitiría la independencia precisamente para que un país como España no cayera y minar así más la comunidad Europea, bbffff, no lo tengo tan claro, la manera de que la Unión Europea saliera de esta crisis sería la de hacer un euro más débil para los países del sur de Europa pudiendo ser así más competitivos, cosa que no interesa a Francia y Alemania porque les quitaría competitividad, de ahí a que prefieran ir dando créditos millonarios que se traducen en deuda de favores. No puede entonces ser, que les interese más tener dos paisitos fáciles de controlar y contentísimos de haber recuperado su identidad que les ayuden en la cabeza de Europa, hay rumores de que Grecia acabe fuera de la unión, que viene después Portugal y … Entonces, seamos listos y lógicos. Que os cuesta que intentemos que la gente hable catalán, si siempre es bueno saber lenguas; porque no podemos tener algo más de poder ejecutivo en nuestro propio país, nosotros lo conocemos mejor, eso hará que funcione mejor y eso os beneficiará mucho más… porque este afán de ridiculizarnos, agarrados nos llamáis… joder, creo que no había adjetivo más desacertado. Somos un país pacífico, con cuatro cositas podemos estar contentos, somos trabajadores y dedicados, buenos comerciantes históricamente y el esfuerzo no nos asusta… pero tenemos un límite y cuando este es rebasado sale nuestro espíritu luchador, un espíritu contagioso que nos une y nos hace más grandes. Hace tiempo que algo se estremece en este pequeño país, la causa, un vecino nublado y desorientado que corre por una gran pista de hielo pensando que no necesita ayuda ni soportes algunos… mal asunto. El reparto de dinero podrá ser más o menos justo, podremos aguantar comentarios desafortunados desde canales de TV extremistas con toros como logo, nos reiremos de la manipulación de los diarios deportivos de nuestro rival y incluso algunos celebraremos el éxito que conjuntamente tengamos con las selecciones; pero no perderemos la “ç”, no llamaremos al mejor equipo del mundo “Barsa” y no nos dirán como educar a nuestros hijos. Creo que esto se llama ser lógico y razonable, o ¿lo aceptaríais vosotros?

lunes, 11 de julio de 2011

Dicotomía

Cuando tus ideales se contradicen a tus acciones, el cuerpo y la mente sufren de esta dicotomía. Entonces empieza un proceso de persecución de alternativas que empujen a tus actos a ser consecuentes con tus ideales. La mayoría de veces de manera irremediable la conclusión es que en estos casos no se pueden encontrar puntos intermedios, pongamos de ejemplo mi caso personal, que conozco, analizo y vivo a diario.
Soy empresario, emprendedor o como quiera etiquetarse. Vivo del capitalismo y mis principales pericias profesionales están destinadas y diseñadas a ese fin. Empecé a trabajar con 15 años, desde los 16 empecé a estudiar y trabajar al mismo tiempo, estudios especializados destinados al magnífico mundo laboral… y así se sucedieron los años, uno tras otro, forjándome como futuro engranaje de un sistema que ya entonces intuía y detestaba. A los 20 años se produce un crack interior que me conduce a un semi despertar interno, al que básicamente definiría como la realización personal que esta manera de vivir la vida que nos viene tipificada desde nuestra educación, pasando por nuestra historia hasta nuestro devenir, es a mi modo de entender una auténtica gilipollez. Ese sentimiento lo guardo, entiendo que no puedo buscar una vida paralela sin tener algo más de libertad que en este mundo dónde yo resido depende en gran parte del dinero, por lo que hago un trato personal: aprovecharé el sistema establecido para generar riqueza y que esta me permita comprar tiempo para perseguir la verdad en pro de mi autoconocimiento para que antes de cerrar los ojos, al menos, haberme enterado de algo. Pero había algo con lo que no contaba…
Si convives con el sistema, formas parte de él por lo que te contaminas de su veneno y eso veneno pasa a ser otra parte de ti. Sí, es posible desprenderse de ese veneno, pero no es fácil. Cuando más tiempo te tome salirte de sistema más tiempo tendrá el veneno para trabajar y lo más seguro que para cuando no puedas soportar más sus efectos, te sea muy difícil prescindir de este, un efecto muy parecido a las drogas. Este es el miedo que me persigue y del que quiero desprenderme, pero entiendo que sólo existe una dirección para eliminarlo y es la contraria a la actual.
Aunque el escrito de por si parezca dramático, no lo es, citando a William Ernest Henley “I am the master of my fate, I am the captain of my soul”, esa debe seguir siendo la parte importante a tener en cuenta, aún gobierno mis actos y aunque decidir siempre es complicado, resulta que ese es el derecho que define nuestra libertad y el valor de su aplicación nos definirá como individuos así como las consecuencias de sus resultados serán siempre de nuestra responsabilidad, por lo que no me asusta tomarme mi tiempo en elegir sólo temo por la deformación de mi raciocinio causados por la conformidad o confortabilidad. El agua estancada es la que con el tiempo pierde su potabilidad, por el contrario el agua que fluye mantiene su pureza.

jueves, 2 de junio de 2011

¿Indignados?

Durante días he intentado analizar este nuevo movimiento de los “Indignados”, para configurarme una opinión e intentar aportar. He asistido varias veces a las concentraciones, he leído algunos de sus manifiestos y reivindicaciones, he hablado con alguno de sus impulsores y seguidores, he leído sus pancartas y lo que es más importante he leído las críticas que recibían, intentando así entender a todas las partes implicadas. Después de todo este proceso, he formado una opinión, que una vez más es personal:
Todo y que sus detractores han dado buenos argumentos para trivializar este acontecimiento, estoy convencido que en general el movimiento es positivo. Quejarse cuando las cosas no van bien, es positivo; salir a la calle para intentar subsanar injusticias, se haga más acertadamente o menos, es positivo; hacer un movimiento que asegura y cumple que será pacífico, es positivo; intentar hacer una llamada a la participación ciudadana sin filtros ni restricciones, es positivo; poner en duda el orden establecido, es positivo; incentivar el cambio para mejor, aunque haya cosas que aún no sean posibles, es positivo… por otro lado, existen también puntos negativos, pero no me corresponde a mi ponerlos de manifiesto, todos tenemos la capacidad de criticar, muy pocos tienen la de aportar. He escuchado todo tipo de críticas, algunas de gente a la que yo respeto y de la que he aprendido mucho. Me ha sorprendido que esta gente que tanto podría apoyar, dirigir e instruir a este movimiento se dediquen sólo a sacar sus defectos, que por otro lado son lógicos si se tiene en cuenta la naturaleza del evento y la inexperiencia general de sus integrantes. Está claro que se dicen cosas que hoy día son utópicas, al menos dada la situación actual global, pero debemos reconocernos que si no hay un cambio de la lógica imperante, este conjunto autoproclamado humanidad, se va al retrete, escuchemos pues utopías y mediante adaptaciones convirtámoslas en realidades.
Existe una energía nueva, una fuerza nueva que requiere de guía, apoyo y repercusión, ayudemos! Al menos ahí sentada hay gente dispuesta a hacer cosas diferentes, necesitamos cosas diferentes. Cómo ayudar, pues me veo incapaz de dar una respuesta sin que suene utópica, porque si todos esos que poseen influencia, conocimiento, posición… ayudarán o aportaran, seguro se podría avanzar aprovechando el movimiento provocado por esta nueva ola, pero parece que los influyentes se cansaron demasiado luchando por tener lo que se llama democracia y que sufren ahora pinchazos en su orgullo, cada vez que leen “Democracia ya”, señores, no es el mejor cartel para abanderar este movimiento, eso es verdad, ya tenemos democracia, ¿podría ser mejor?, seguro, pero esto es democracia y entiendo el resentimiento de muchos de los “afectados”, pero lo que creo reclama esta gente es tener más conocimiento de cómo es usado su voto, entender mejor porque se hacen las cosas y poder colaborar en hacerlas mejor, sentirse más representado por los políticos… estas y otras utopías que al final se podrían resumir en poder los ciudadanos ser los principales responsables del camino que tome su país, ciudad o pueblo.
Creo que esta energía debería aprovecharse, que nosotros los jóvenes deberíamos obtener nuestras victorias que nos motivarían a nuevos retos. Estamos delante una sociedad que se está acostumbrando demasiado a la derrota, y el día que nos de igual perder, es el día que dejaremos de luchar, y me refiero a la lucha positiva, a esa que te empuja hacerte mejor persona o que mejora cosas.
Para acabar expondré un utopía más:
El mundo parece apagarse con rapidez, lo dice la macro economía, la ecología, la superpoblación… pero por otro lado, cada vez hay más ONGs, más personas dispuestas a ayudar sin esperar nada a cambio, más gente que se lanza a la calle ante injusticias… creo que todos estos movimientos deberían estar organizados, cómo, ni idea, pero si deberían organizarse, imaginar un organismo que aunara ONGs, movimientos revolucionarios, gente dispuesta a cambiar el mundo a mejor… con una organización y un liderazgo. Serían millones de personas que apoyarían este movimiento y con millones de personas se pueden hacer muchas cosas, se pueden dilapidar muchas leyes, podríamos paralizar muchas guerras, evitar muchas contaminaciones y obtener así una voz común que debiera ser escuchada. Gran parte de este mundo es demócrata y la mayoría de los acontecimientos más injustos surgen de las sociedades demócratas, entonces la democracia al final es el sistema que viene decidido por las masas, pues ese creo que es el principal objetivo, conseguir masas, organizarlas y dirigirlas a objetivos plausibles, para ir avanzando así hacia la mayor de las utopías “Un mundo mejor”.

miércoles, 18 de mayo de 2011

¡A la mierda con los que se cagan en nuestra casa!

El Sr. Hessel, es un ejemplo más de que “El gran cambio” se avecina por fin. No creo que vaya ser una cosa inmediata pero sin embargo creo que estamos muy próximos. Este francés de noventa y tres años, miembro de la resistencia francesa y uno de los integrantes en la redacción de la Declaración de los Derechos Humanos, a partir de un pequeño libre lleno de inconformismo y que básicamente hace un llamamiento a una revolución pacífica contra un mundo gobernado de forma irresponsable, ha vendido ya más de un millón y medio de ejemplares. Este libro es considerado uno de los percusores de estas sentadas que se están sucediendo en Madrid y Barcelona; la verdad es que se agradece un poco de frescura en este gris camino descendiente que hace tiempo tomó la humanidad. Que la gente se siente y diga: “estamos hartos”, es un movimiento y muy importante, porque ya es hora que estemos hartos, porque ya tenemos información suficiente para hartarnos y porque no podemos refugiarnos más en el bienestar general.
Ya es hora que dispongamos nuestras propias revueltas y dejemos de sólo aprovecharnos de las revoluciones de nuestros abuelos, este mundo esta decrepito y no hay persona con un mínimo de conocimiento que no lo note al menos. No podemos dar de herencia este engendro que estamos permitiendo hace años: políticos pederastas-puteros-mafiosos que salen reelegidos, premios nobel de la paz que consienten ejecuciones, la continua falta de respeto hacia un planeta que desde su orígenes sólo nos ha dado y regalado y ahora empresas explotan sus recursos como si Dios les hubiera concedido su jurisdicción, ¿pero qué narices está pasando?… la lista están larga cómo variada, podéis citar cualquier tema que si tiene como denominador común al hombre, seguro que en parte estará podrido.
Creo que está llegando el día, en que dejaremos de dividir el planeta en naciones y una voz común, sincera y diferente florecerá; el día, en que todas esas organizaciones sin ánimo de lucro, ya combatan hambrunas, derechos humanos o derechos de la naturaleza se unan, se organicen y representen un amplia fuerza de personas hartas de un sistema montado por unos pocos, para unos pocos.
El sistema actualmente tiene el mismo funcionamiento que tendría el tabaco por ejemplo, todos sabemos que mata pero sin embargo algunos siguen fumando, de la manera que está montado el mundo, todos sabemos que mal acabará, pero bueno de momento no nos han diagnosticado cáncer, el problema es que cuando salga “el diagnostico final” seguramente no se esté a tiempo. Pero demos un poco de luz a todo esto, hay más gente que no fuma que fumadores, por eso cada vez hay más sitios en el mundo dónde el fumar es restringido al máximo, pues bien, en el caso del sistema actual aún es mucho más exagerado, hay muchísima más gente perjudicada que beneficiada, entonces: ¡A la mierda con los que se cagan en nuestra casa!

jueves, 14 de abril de 2011

Inteligencia Emocional

El tema de hoy nace a partir de una sugerencia de mi amigo Josep, gracias Josep. Hubo más sugerencias, pero esta elección se debe a que es del tema que más información tengo, por no decir que de las otras sugerencias no dispongo de mucha información, jeje, bueno vamos al tema.
A mediados de los noventa, Daniel Goleman, psicólogo americano, publica su libro Inteligencia Emocional, un ensayo científico sobre una nueva clase de inteligencia. Hasta ese momento la inteligencia sólo se podía valorar a partir del Coeficiente Intelectual pero a partir de este primer libro, esto cambiaría y de qué manera.
El CI, nace a principios del siglo XX, con la intención de tener un método regulador y desgraciadamente clasificador, para las personas, aunque si no recuerdo mal al principio fue concebido para los niños. Este sistema es el que se ha venido utilizando todos estos años, el CI, es un sistema que da un inteligencia mental básicamente, para definirlo de una manera simple, con todo lo que esto implica, es la inteligencia más matemática, es la inteligencia más alineada con lo profesional más que lo personal… el CI, no puede ser cambiado o mejorado, bueno, hay ejercicios para mejorarlo pero sólo en pequeñas proporciones y es realmente difícil de conseguirlo.
Durante la aplicación del CI, hubieron muchos científicos que vieron que este sistema no podía ser un medidor global de la inteligencia, ya que muchos individuos con una alto CI tenían serios problemas para adaptarse a su entorno y su comportamiento quedaba lejos de mostrar un alto grado de inteligencia, por el contrario otros individuos con un CI mucho más bajo tenían unas capacidades de adaptación y en definitiva una felicidad global que no coincidía para nada con el medidor de inteligencia empleado.
Daniel Goleman fue el primero en formalizar lo que ahora es imprescindible para valorar numéricamente, repito: con todo lo que esto significa y supone, la inteligencia. Al menos la cosa ha mejorado desde su inicio, antes sólo valoraba la capacidad cognitiva; ahora al menos valoramos también la capacidad para relacionarse con otros individuos y lo que es aún más importante con nosotros mismos.
Yo, descubrí al Dr. Goleman y sus libros en el año 2002 y creo que la compresión de sus teorías ha sido uno de los elementos más importantes de mi vida para mi desarrollo personal. El IE, a diferencia del CI, es modulable, puede incrementar o decrecer de una manera casi violenta, es decir, es muy fácil de reducir y algo más complicado de aumentar, pero posible, muy posible y con ejercicios bastante básicos pero sobre todo desde su comprensión. Si alguien se atreve con sus libros, podrá ver que cada una de las teorías que describe ha sido sacada a partir de un estudio científico que referencia al final del libro, dándonos así pruebas científicas de lo que está exponiendo. Por otro lado advierto, que la primera parte del libro (aproximadamente las cien primeras páginas) serán densas para los que no estén acostumbrados a ensayos científicos y además también porque el principio del libro está dedicado a la explicación del funcionamiento del cerebro humano, por lo que tendremos que esperar a las explicación de los datos prácticos, pero señoras, señores, vale la pena y de qué manera. Experimentar con casos científicos que aumentan tu capacidad de relacionarte, el autocontrol, el autoconocimiento, la empatía, la pericia para leer a otras personas… y un sinfín de habilidades más, que en definitiva permiten tener herramientas más útiles y potentes para afrontar un mundo cada vez más complejo y amplio.
Mi opinión personal sobre la inteligencia emocional, aunque seguramente es una opinión aún joven que necesita ser madurada con los años o para ser más justos con toda una vida, es la siguiente:
El CI, es la capacidad mental, una capacidad fija, no cambiable pero bajo mi punto de vista la menos importante de las dos. Tener un alto CI te permitirá ser bueno en cálculos matemáticos, en resolución de problemas del mundo de los hombres, digo del mundo de los hombres, porque podrás ser bueno en resolver como diseñar un sistema eléctrico, pero no tendrás la menor idea de cómo resolver tus problemas internos… y aquí está la clave, aunque hemos montado un mundo que cada vez está más lejos de su origen, la naturaleza, se percibe que este prevalece pero enfermo y además me aventura a decir que su enfermedad es degenerativa, curable pero degenerativa. Las personas más que nunca tienen problema mentales por su desconexión con sus fuentes de vida, para ser más precisos están desconectados de la naturaleza y por consiguiente de ellos mismos. Un alto CI te distancia de la fuente mientras el IE te acerca a ella. En este mundo todos hemos podido conocer gente la clásica persona con unas dotes mentales extraordinarias pero con una incapacidad manifiesta de relación con los demás y su entorno, personas extrañas, asustadizas y psicológicamente desequilibradas. Por otro lado quién no se ha cruzado con gente, que aún no pudiendo citar hechos históricos a resolver entramados matemáticos, transmiten una energía interna y una felicidad contagiosas. Esto es una definición muy simple de los dos polos que podemos encontrar.
No podemos elegir que CI nos tocará al nacer, es más recomiendo que nadie se haga un prueba de CI porque podría coartar las habilidades personales, si alguien nos dices que nuestro CI es bajo o normal, lo interiorizaremos y pensaremos aún si saberlo, que nuestra capacidad para hacer cosas en la vida será baja o normal… menuda memez, la capacidad de hacer cosas en esta vida es directamente proporcional con nuestra capacidad de sacrificio, voluntad personal y tamaño de los “cojones”, que ninguna mujer se siente depreciada ellas tienen otros cojones muy superiores a los nuestros, ya que tienen sus mismas cualidades y por el contrario no pueden ser pateados. Por lo que señoras, señores, no nos dejemos puntuar pero aprovechemos que se ha probado que la inteligencia más importante puede ser mejorada y controlada por uno mismo y que tan sólo depende de nuestra convicción para hacerlo. Os animo a probarlo.
Para acabar este capítulo citaré una frase de quizá el libro infantil más influyente de todos los tiempos que diferencia de manera magistral estas dos inteligencia con esta máxima tan poética: “Sólo se puede ver correctamente con el corazón; lo esencial permanece invisible para el ojo” Antoine de Saint-Exupéry, El principito.

lunes, 11 de abril de 2011

Quan Catalunya va dir prou

En un escrit anterior que vaig titular com a “Manifestació del 10 de Juliol” vaig intentar advenir d’aquesta possible situació. Repeteixo que no sóc partidari de segmentacions, nacionalismes o la proliferació de grups que divideixen més que uneixen però tinc consciencia que la societat necessita determinar-se per poder-se definir amb més facilitat, som una societat àvida d’etiquetes. Potser és que el profund desconeixement d’un mateix empeny a la necessitat de ser definit, tot i que sigui de manera òbviament massa simple.
Lluny de voler descriure identitats, m’agradaria comentar de la manera més objectiva possible aquest “referèndum del 10-A”. A quedat pal•les que la resposta ha estat massiva, la contestació clara i una de les claus per entendre la seva transcendència són els articles dedicats per part de la premsa de fora de Catalunya, que intenten treure-li importància en un desesperat intent de que això no passi a majors, mala estratègia!. Però com comentava al article anterior, crec que han obert un ferida que els hi costarà molt de tancar i la prova és que personalitats polítiques i d’altres àmbits que fins ara no havien mostrat una ambició clara per la independència ara ho estan fent i proclamant, i aquest és un canvi important. La mobilització per part de la societat catalana és l’altre gran pas i la falta de reacció per part de les oposicions des de Madrid juntament amb els desencertats comentaris que plori feren des de la capital d’Espanya és la beguda que revitalitza l’esperit independentista de Catalunya. Els menys interessats en un procés com aquest ens són els màxims instigadors.
Potser que estigui equivocat, però crec que ens trobem davant d’un procés irreversible, les noves lleis sortides a partir de la Unió Europea, donarien suport en un procés d’independència, també és cert que a curt termini no crec que tingui Catalunya opcions per encarar aquest procés, ja que Europa mateixa no ho permetria, la independència en un moment com el actual, suposaria que Espanya fos la següent en ser rescatada a part que animaria el País Basc a començar el seu propi procés, deixant a Espanya despullada de les seves dues grans potències industrials.
Vull repetir-me en el fet que no crec que separar sigui millor que unir però crec que és normal com una societat com la catalana hagi acabat farta de ser humiliada, maltractada i moltes vegades insultada; mentre pagava errors dels que no n’eren responsables, mentre veien que el seu esforç per tirar endavant el que molts consideren el seu país era aprofitat, succionat per aquells qui se’n reien o criticaven la seva societat.
Ara queda esperar la reacció dels instigadors de que un procés així és fes possible, amb el permís dels organitzadors dels referèndums. De moment veig desencertats titulars que no deixen veure al gruix de la societat espanyola el que està passant, que en comptes de intentar relaxar un relació a punt de trencar-se, incentiven les rancúnies i odis... potser quan vulguin recular no hi hagi marge d’error, potser quan els que ara s’ho miren des de darrera vulguin actuar, ja no tinguin espai per fer-ho. Potser quan aprenguin a “pedir perdón” en català, no els vulguin entendre.

jueves, 31 de marzo de 2011

¿Qué le ha pasado a Wikileaks?

¿Qué le ha pasado a Wikileaks?, ¿dónde están los documentos prometidos?. El País que tenía un sección destinada a la publicación de los “leaks” ha cesado dicha actividad. La página www.wikileaks.com está cerrada. No hay noticias de Assange, sus juicios no se están realizando… ¿habrá llegado el hombre incorruptible a un acuerdo?
Es pronto y atrevido para dar juicios, pero es al mismo tiempo sospechoso un silencio tan repentino. Una vez más, alguien pone en jaque el sistema de poder establecido y de repente el silencio invita al olvido y con el tiempo se convierte en parte de un guión cinematográfico, que se convierte en película para transformar lo que era una verdad en mito.
Al Sr. Assange, definido por los españoles junto a Merkel y Obama como uno de los líderes más valorados, ¿Qué le ha pasado, se ha vuelto tímido?. Prometió que lo mejor estaba por llegar y todo se ha desvanecido, ¿eran esas promesas parte de un dialogo con los afectados por sus publicaciones?, ¿ha sido silenciado a base de amenazas y dólares?.
La verdad no tengo ni idea, pero lo que tengo claro es que lo que iba a revolucionar la diplomacia internacional e iba a informar a los votantes de las acciones de sus elegidos, está camino de convertirse en una película más.
No me considero partidario de la democracia porque no lo veo un sistema válido, siempre he tenido a las masas como maleables y valorado más al individuo, pero al mismo tiempo reconozco que no puedo aportar ni defender un sistema de control mejor, porque no lo conozco. Mi esperanza es que aparezcan más “héroes” dispuestos a infundir miedo a los “súper-villanos” que pudren este mundo, Assange parecía uno de estos perfiles pero parece que la realidad vuelve a imperar sobre el romanticismo de un mundo más justo y en consecuencia mejor, pues bien, no pasa nada, el mal nunca persiste porque mal es lo que está condenado a destruir hasta destruirse a si mismo y por consiguiente o lo derrotamos o se auto-derrotara el mismo. A nosotros nos queda seguir desgastándolo, denunciándolo en definitiva luchándolo.

lunes, 21 de marzo de 2011

Cambio de sentido

He pasado un largo tiempo sin publicar nada. ¿La razón?, me di cuenta que la distancia entre el significado de mis escritos, hasta mi auténtica puesta en escena diaria se había convertido en algo incoherente.
Creo que para mí, lo que da más valor a escribir es el hecho que puedes ordenar mucho mejor tus pensamiento e incluso puedes sacar a la luz cosas que no sabías estaban enterradas en ti. Hablar ya ayuda a procesar ideas, acto necesario para hacerte entender, escribir lo maximiza. Pues bien, gracias a uno de estos proceso de limpieza interna, me di cuenta de que cada día me distanciaba más de mis ideas, de mis creencias y de lo que creo que son mis objetivos finales. Digo: que creo que son mis objetivos finales, porque ahora mismo no me fío mucho de ninguna de mis conclusiones, durante un proceso demasiado de largo de fatiga mental causada por un proceso profesional demasiado ambicioso y desbocado, he llegado a perder los motivos de mis actuaciones y estoy actuando casi reactivamente a las cosas. Precisamente lo que había podido evitar durante mucho años, ahora me ha sucedido.
En fin, el motivo de volver a publicar no es otro que el de haber llegado a una conclusión que creo firmemente me ayudará a recuperar el espíritu perdido y que con fortuna me conducirá a un resultado mucho mayor. El cambio en cuestión es profundo, atrevido y radical. Por otro lado no puedo hablar de él, al menos no aún, pero puedo delimitar sus principales características. Se trata de huir de todo lo que me ha corrompido durante todo el proceso que antes redactaba, se trata de diseñar un camino idóneo para una etapa de refuerzo interno. Pero por encima de todo se trata de un cambio, un cambio profundo, porque es en los cambios dónde nos ponemos alerta, dónde tenemos que reinventarnos para adaptarnos, es cuando nos ponemos alerta cuando volvemos a funcionar en un nivel global. Quizá lo que más claro tengo es la necesidad de cambio, cuando sigo un proceso diario que se lleva repitiéndose durante demasiado tiempo, me vuelvo gris, por dentro y fuera, pierdo la motivación para sorprenderme. No estoy infeliz, ni amargado, tan sólo es que no utilizo lo mejor de mí y ahora tengo mono de ponerme en acción un vez más.
En definitiva, me cansé de la que ha sido otra etapa de mi vida y al saber que la dirección de mi vida recae sobre mi control, he decido marcarme un trompo… peligroso es, porque aunque para abajo, voy bastante rápido, pero a favor puedo decir que tengo experiencia en conducir rápido y hacer cambios de sentido en marcha. Creo profundamente que este nuevo cambio, aportará cosas que en este momento no puede augurar pero que me situaran a una posición completamente distinta a la actual y este es un motivo más para hacer el salto.
Vivimos en tiempos sin duda revueltos, el reciente incidente de Japón es un claro ejemplo de los peligros que entraña el no cambiar cuando todo los indicadores así lo muestran. Los debates de la nucleares se han sucedido desde Chernóbil, expertos, escritores, políticos, científicos… han alertado sobre el hecho de tener bombas atómicas como fuentes de alimentación dentro de un país, algo que si se mira desde la lógica, no tiene ningún sentido. Pues eso es lo que hemos hecho desde 1986, hablar, ahora otro accidente y todos corren a hacer pruebas, los alemanes incluso cierran las centrales más viejas. La pregunta: ¿habrá cambios más profundos?, pues detesto contestar desde un opinión personal que dependerá de la magnitud de la catástrofe en Japón, cuando mayor la desgracia mayor la intervención, así somos nosotros. Pues bien, de aquí es de dónde quiero separarme, yo no esperaré a tener crisis de identidad para viabilizar mis cambios, haré mis cambios cuando este con todas mis facultades como ahora. Os animo a valorar que os dicen los indicadores, todos lo veis, los oís, no tengáis miedo en seguir sus directrices, nunca es tarde para volver dónde estáis ahora, no hay camino equivocado mientras andes, preocúpate de estar parado.