Páginas vistas en total

jueves, 27 de octubre de 2011

La próxima Revolución

El mundo avanza hacia una revolución, la primera revolución global. No tenemos idea de cómo será esta revolución, a quienes afectará o que la desatará definitivamente, pero algo se está cociendo y podemos notar su olor.
Primero fueron las quejas hacia guerras injustas, luego han venido crisis de dimensiones bíblicas, internet ha dado acceso a una verdad más limpia y menos manipulada, hemos visto que fuerza puede tener el pueblo en varios países del norte de áfrica, la gente no sólo sale a la calle conocedora de las injusticas: se está quedando en la calle y organizando. Es algo excitante, esperanzador y lo más importante, es justo.
A parte de estos foros de ciudadanos indignados y que ocupan, están saliendo grupos organizados con proyectos concretos e ideas revolucionarias que ganan adeptos con las horas www.thezeitgeistmovement.com/.
Los políticos cada vez más mareados por tener que atender a tantos frentes y además tener que lidiar con las ordenes que les inculcan los auténticos controladores de todo, ahora se enfrentan a una masa pública contraria, que crece sin control. Crece en países, en número; se organiza, transforma y adapta…
Cada acción que se realiza para frenar esta masa crítica de gente no hace sino alimentarla. Además al no tener líderes, no pueden recurrir a los ya tradicionales casos de agresiones sexuales, accidentes o otras artimañas útiles para decapitar la serpiente.
Algunos se esfuerzan para quitar importancia a estos grupos tachándolos de hippies o okupas, de gente que sólo quiere incordiar o fumar porros libremente, frases y tópicos que sólo refuerzan y agrandan el movimiento.
Si bien es cierto que aún es minoritario y que en muchos aspectos demasiado joven, se le ven síntomas de una gran capacidad de aprendizaje, adaptación y rápida maduración. Cada problema macro económico importante que afecta a la población, es decir todos, genera nuevos partidarios para el “Gran Movimiento”. Las malas noticias se suceden y esto acelera su crecimiento.

¿Cómo colaborar con en este momento histórico?, ¿cómo participar en él?:
- Tomando conciencia: Informándose, contrastando y examinando lo que pasa a diario. La revolución está ahí, se ve, se siente y se puede casi palpar.
- Participando: Cómo uno quiera, más o menos activamente, pero haciendo algo, por pequeño que sea dará dimensión y dimensión es lo necesario para conseguir acción para el cambio.
- Informando: A todas esas personas desesperadas, que no saben cómo arreglar sus problemas personales, que creen que todo está mal planteado y que nadie vela por ellos, darles al menos la posibilidad de conocer que hay gente que está intentando ayudarla y que ellos mismo pueden formar parte de este grupo de salvación.
- Conservando la ética: La grandeza de este movimiento, mejor dicho de esta revolución es la innegociable naturaleza pacifista, esto le da mucho más fuerza y lo convierte en una revolución única. Si se quiere participar, no es para destruir, es para crear. Otros se han ocupado de eso, alguien tendrá que arreglarlo.
- Constancia: No será rápido, pero será… si persistimos, será.

Se abre delante nuestro, ahora, por primera vez, la auténtica posibilidad de que a cada individuo tenga derecho a elegir, este teatro de marionetas que ha sido siempre el mundo, puede acabar y debe acabar, porque el organigrama actual, sale demasiado caro y sin un cambio profundo y radical, el hombre llega a su fin. Sí, el hombre, porque el mundo persistirá, el mundo sólo precisa de tierra, agua y sol para persistir i recomenzar, el hombre no, nosotros necesitamos mucho más. Tenemos una ocasión única, esta crisis global nos está uniendo, aprovechémoslo, es nuestro momento, es una posibilidad única para que nuestra existencia tenga un significado real. Repito, no es necesario grandes sacrificios, al menos de momento, sino un cambio de mentalidad y el convencimiento de que otra realidad es posible y necesaria.


Si hay gente que aún desconoce las causas del problema o quiere conocer algunas propuestas de solución puede recurrir a documentales como Inside Job o la serie de documentales de Zeitgeist (disponibles en youtube), para citar algunos ejemplos. Para los que queráis tener un papel más proactivo, a partes de las muchos reuniones que se producen en nuestros país de los llamados indignados, hay varios grupos en el Facebook que os podrán guiar de cómo hacerlo, por ejemplo el Zeitgeist.