Páginas vistas en total

sábado, 28 de noviembre de 2015

Back to the blog

            Después de una larga ausencia me obligo a reaparecer, aunque con cambios y condiciones;  quiero renovar el blog, transformarlo, pasar de un fichero de opiniones a un laboratorio de práctica. Me gustaría practicar en abierto una de las pocas pasiones que pervive en mi maleta de imprescindibles. Pretendo, como anunciaba, dejar a un lado la opinión que irremediablemente me conducía a interpretar los temas desde prismas emocionales que sin remedio llevaban a la hipocresía; por lo que minimizaremos los juicios, aunque es preciso advenir que todo escrito encierra opinión, la intención es que esta no sea una acaparadora protagonista. Este laboratorio tiene afán de eclecticismo en cuando a estilos, creatividad y originalidad en contenidos, y sinceridad en sus conclusiones. Ha sido obligado también cambiar el título del blog como habréis comprado.
He continuado escribiendo durante este tiempo, mucho menos de lo que me hubiera gustado, pero por el contrario al venir de épocas necesitadas de luz creo que vuelvo más experimentado y, espero, menos maduro. El hecho de que haya decidido volver a publicar creo que tiene claramente dos percusores, la rigurosidad que supone cuando escribes saber que puedes ser leído por cualquiera y obvios síntomas de vanidad.

            Coaccionado por el compromiso que iniciaba éste escrito, debo ir finalizando el mismo para no caer en viejos hábitos. Espero que aquellos que visitéis el blog, no sólo os lo paséis bien, o no, sino que os sintáis con todo el derecho de opinar, recomendar o simplemente criticar lo que consideréis oportuno. Hasta pronto entonces y gracias por vuestro tiempo.