Páginas vistas en total

viernes, 9 de septiembre de 2011

Catalunya no Cataluña

Tot i el meu amor incondicional al meu país i cultura, no he sigut mai massa extremista en termes d’independència o relatius. Sempre he defensat arguments relacionats amb la unió mai amb la separació, però sí que em defineixo com a defensor de les identitats, cultures i diversitats. Fets com l’aniquilació de cultures tan riques i històriques com la Maya o els Indis americans, han fet un mal incalculable en el conjunt global de la humanitat. En cap moment vull fer un comparatiu, però m’aventuraré a fer un símil: quan una societat més nombrosa, poderosa, avançada... envaeix una altre, per por o pur control, es dedica a trencar mica en mica l’essència de la societat envaïda mitjançant una gran varietat de tècniques i accions. La por a que la societat diferent, s’organitzi i es reveli per intentar recuperar la seva identitat inicial, empeny als nouvinguts a reduir al màxim o directament intentar aniquilar aquest poder latent. Durant molt de temps hem patit aquesta animadversió cap el nostre poble i sembla que últimament torna agafar embranzida, cosa com el tema dels “documents” o la nova sentència en són una proba sòlida. Un sistema d’ensenyament que fins ara caminava sense esquerdes, ara vol ser modificat amb la segura previsió d’una ferida mortal cap a la nostre llengua i conseqüentment cultura. Doncs bé, lluny de voler apel•lar a l’esperit nacional català, crec molt més encertat fer veure el ciutadà Espanyol com de greu és aquest error. Ciudadano español: querría dirigirme a ustedes para alarmarle, de que en Catalunya se están sucediendo una serie de hechos, impulsados por nuestro gobierno que podrían perjudicar muy gravemente su calidad de vida. Hace tiempo que este pequeño país a la que debo la mitad de mi sangre, la otra mitad me viene del sur de su país, está sufriendo un extraña persecución y están claramente intentando minar su esencia. Se preguntará porque eso tiene que importarle lo más mínimo, pues bien, debería preocuparle y mucho. El motivo de mi preocupación para el conjunto de España es el siguiente. La situación macroeconómica es cada vez más preocupante, mientras los países emergentes crezcan con tanta potencia, los países hasta ahora poderosos sufrirán las consecuencias, el mundo hace tiempo que no puede producir para todos por lo que si salen nuevos consumidores tienen que desaparecer los antiguos. La noticias pesimistas se suceden a diario, no hay recuperación ni crecimiento y aquí en España no lo habrá en bastante tiempo. Por lo que cualquier cosa que mantenga el balance de nuestra economía, es capital mantenerlo, una vez entendido este punto, imagínese esto: las comunidades autónomas industriales históricamente son y han sido Catalunya i el País Vasco, dos comunidades que se consideran, con razón, países a sí mismas y que miran históricamente a España con recelo. Pues bien, hechos como los documentos de Salamanca o la nueva sentencia cabrean enormemente al pueblo catalán, si eso le sumamos un continuo menosprecio hacia esta comunidad por el conjunto del estado, el resultado es un pueblo “fins el collons”. La unión europea permitiría una proceso de independencia de haber consenso, cosa que no hubiera sido posible en el pasado. Si esto se diera, estoy convencido que nuestros hermanos los Vascos se apuntarían seguidamente, esto si no lo inician primero. Las consecuencias para España serían como poco catastróficas y más en un entorno como el actual. Seguramente pensaran, Europa no permitiría la independencia precisamente para que un país como España no cayera y minar así más la comunidad Europea, bbffff, no lo tengo tan claro, la manera de que la Unión Europea saliera de esta crisis sería la de hacer un euro más débil para los países del sur de Europa pudiendo ser así más competitivos, cosa que no interesa a Francia y Alemania porque les quitaría competitividad, de ahí a que prefieran ir dando créditos millonarios que se traducen en deuda de favores. No puede entonces ser, que les interese más tener dos paisitos fáciles de controlar y contentísimos de haber recuperado su identidad que les ayuden en la cabeza de Europa, hay rumores de que Grecia acabe fuera de la unión, que viene después Portugal y … Entonces, seamos listos y lógicos. Que os cuesta que intentemos que la gente hable catalán, si siempre es bueno saber lenguas; porque no podemos tener algo más de poder ejecutivo en nuestro propio país, nosotros lo conocemos mejor, eso hará que funcione mejor y eso os beneficiará mucho más… porque este afán de ridiculizarnos, agarrados nos llamáis… joder, creo que no había adjetivo más desacertado. Somos un país pacífico, con cuatro cositas podemos estar contentos, somos trabajadores y dedicados, buenos comerciantes históricamente y el esfuerzo no nos asusta… pero tenemos un límite y cuando este es rebasado sale nuestro espíritu luchador, un espíritu contagioso que nos une y nos hace más grandes. Hace tiempo que algo se estremece en este pequeño país, la causa, un vecino nublado y desorientado que corre por una gran pista de hielo pensando que no necesita ayuda ni soportes algunos… mal asunto. El reparto de dinero podrá ser más o menos justo, podremos aguantar comentarios desafortunados desde canales de TV extremistas con toros como logo, nos reiremos de la manipulación de los diarios deportivos de nuestro rival y incluso algunos celebraremos el éxito que conjuntamente tengamos con las selecciones; pero no perderemos la “ç”, no llamaremos al mejor equipo del mundo “Barsa” y no nos dirán como educar a nuestros hijos. Creo que esto se llama ser lógico y razonable, o ¿lo aceptaríais vosotros?