Páginas vistas en total

domingo, 18 de julio de 2010

Link en referencia al artículo del Mundial.

Parece que se suceden las referencias al cambio que adveníamos. http://www.lavanguardia.es/cultura/noticias/20100718/53966605559/china-la-otra-revolucion-cultural.html

lunes, 12 de julio de 2010

Mundial Sudáfrica 2010: Crónica de un cambio

El fin de la soberanía blanca ya ha empezado, la era del mestizaje empieza. Las economías norte americanas y europeas están en crisis, a diferencia del pasado, no se encuentran soluciones para paliar o evitar esta crisis “global”. ¿Global?, ¿están seguros de que es global? O quizá tantos años de liderazgo ininterrumpido y sin posibilidad de discusión les ha minimizado tanto la visión cómo para ver que por primera vez, la mayoría del mundo no está sino emergiendo, con fuerza, con ganas y sin intención alguna de ceder.

Lo del gigante Asiático ya es un hecho. China lidera uno de los crecimientos más espectaculares de la humanidad. Empezaron siendo puros copiadores, haciendo productos “basura”, de baja calidad y reducidísimo precio: con esto aprendieron a producir. Gracias a este aprendizaje, pasaron a ser la fábrica del mundo, asumiendo la producción de la mayoría de productos de los que consumían en el mundo. Para esa época, sus grandes clientes éramos europeos y americanos. Ahora, nosotros estamos en crisis, la primera potencia mundial y el viejo continente, las dos potencias que se han repartido el mundo la mayor parte del tiempo. Lo normal, sería que el gigante asiático se resintiera mortalmente con este nuevo escenario, ¿se resiente?, sí, pero no mortalmente, más bien parece que lo preveían… han puesto en marcha uno de los planes mejor configurados, macroeconómicamente hablando, para convertir la fábrica en tienda, para no necesitar nuestras producciones y para que nosotros continuemos necesitando las suyas.

El euro se derrumba, el dólar necesita derrumbarse para poder ser competitivo y el Yuan ha empezado a fortalecerse. Las dos superpotencias deben bajar precios, reducir deuda, incrementar precios… en definitiva, frenar el crecimiento. ¿Pero porque?, muy fácil y simple, hasta ahora el escenario lo definían ellos, con algún pacto, pero al fin y al cabo ellos. Su hambre de tener y tener, han creado al gigante, un gigante que no está dispuesto a obedecer a su creador, más que nada porque desde antes de su creación ya tenía voluntad propia. Esos factores hacen que ahora los antiguos amos del mundo deben adaptarse a la nuevo orden mundial, un mundo mucho más pequeño y libre, un mundo dónde alguien con un blog y sin un nombre puede derrumbar a una gran empresa, un mundo dónde las empresas que consideren el medio ambiente tendrán mejor aceptación, un mundo dónde los colores absolutos empezaran a estar desteñidos… un nuevo y mejor mundo.

Al empezar el escrito, iniciaba con el sorprendente crecimiento asiático, pero es que Suramérica está empezando a crecer a partir de Brasil. Las olimpiadas darán a este país el último empuje que necesitaban para coger la carrera necesaria hacia el crecimiento sostenido y continuo. Si Brasil crece, toda Suramérica lo hará.

El continente olvidado, ha dado un lección de unión con este último mundial, Suráfrica liderada por uno de los hombres más notables de la historia de la humanidad ha declarado su mundial como un mundial de todos los africanos y lo ha hecho con un ejemplo en organización, seguridad y espectáculo brillante.

Chinos y africanos hace tiempo trabajan juntos en la creación de complejos industriales a diferentes partes del continente para el futuro. Leeremos críticas de que los chinos hagan lo que hicieron americanos y europeos en su día, no os las creáis, no os creáis nada más, definir vuestra vida a partir de vuestra experiencia personal, ya os han manipulado bastante. ¿Qué pensáis que pasará cuando toda esta gente, que ya han empezado, evolucionen económicamente?, pues que se acabaran los recursos, ¿Qué pasará con menos recursos?, pues nada que serán más caros, ¿y si todo es más caro, mucho más caro?, que la gente tendrá menos cosas. Es así y no es malo, sólo que es así… y por creo que el mundo va por buen camino, que siempre lo ha ido y siempre lo irá.

Dios, Tao, Buda, Alá, la naturaleza… creó al hombre con conciencia, para que aprendiera y el aprendizaje es difícil, duro, largo. Nos hemos apaleado, acuchillado, disparado y bombardeado. No hemos odiado por la piel, la religión, creencias o incluso por pequeñas diferencias. Hemos cometido muchos errores y cuando parecía que no podía ir nada peor, aparecía alguien o algo que lo mejoraba todo, inventores, profetas, señales, políticos, escritores… Ahora, que algunos nos recuerdan cada día que todo está tan mal (los que más lo dicen es los que están dejando de estar tan bien), parece que los que hasta ahora menos tenían, más se están recuperando, que las diferencias racistas empiezan a ser anécdotas, que de haber una guerra mundial veríamos quien se alistaría, que cada vez más pueden opinar con más facilidad… ¿y eso es el apocalipsis?, pues sí, lo será para las minorías que controlaban a las mayorías, no os dejéis influenciar por su miedo.

No quiero decir con todo esto, que estemos cerca del Edén, ni mucho menos, ya estamos viendo los efectos de nuestro aprendizaje, ha sido lento y destructivo. Ahora deberemos aprender a deshacer lo que nos hemos llevado por delante y conservar lo poco que queda de los recursos que nos fueron regalados para nuestro aprendizaje, pero si nos unimos con deportividad y alegría a un evento deportivo, estoy segurísimo que lo haremos en el evento de nuestro devenir.

Manifestació 10 de Juliol

No va ser un acte de rebuig, ni de trencament, per mi no va suposar una crida a la independència.

Més de la meitat de la meva família és espanyola, com gran part dels meus amics y coneguts. Sempre he pensat i pensaré que lo millor és la unió, que si en comptes de Catalunya i Espanya, som tots un país, millor; que si en comptes d’Espanya fóssim Europa, encara molt millor i que la perfecció seria que el món tingués una sola bandera. Però deixant a banda les utopies, el que sí que queda clar és que la unió fa la força i que millora l’essència humana. Però igualment clar és, que s’ha de respectar el espai individual i grupal de les persones, que les imposicions no són netes i que la justícia, tot i ser difícil de definir, és necessari fer-la complir.

Sempre m’he considerat apolític, tot i que considero que és el millor sistema que hi ha, ja que no en conec cap de millor, no li dono suport. La masses són de fàcil manipulació i la democràcia es basa en la manipulació de les masses. Per contra, respectaré el que les masses votin i, intentaré, sempre i quan no contradigui els meus principis, complir totes aquestes decisions que hagin sigut validables pel poble del que en sóc ciutadà. Però és en aquest punt, on ha sorgit una de les causes que m’han portat el carrer, hi havia un compromís que no només no han complert, sinó que a més a més han posposat fins que han volgut i quasi de forma burlesca han acabat decretant. Sí, aquest és un dels motius que m’ha portat el carrer, que la classe política, una classe formada, amb cultura i que representa la voluntat del poble hagi estat no només desconsiderada sinó al mateix temps irrespectuosa.

Tornant el tema de la meva família i amics, m’agrada Espanya, em sento Espanyol, tot i que en part, ja que m’he passat la vida a Catalunya. Estic molt d’acord en que una comunitat com la nostre, avesada històricament els negocis, amb una bona situació geogràfica i amb una gent acostumada al treball dur i la superació, ajudi a comunitats amb més dificultats i amb una pitjor herència tan històrica com geo-econòmica. Aquest és un principi que sempre incentivaré, però no ens poden pagar amb la falta de respecte, amb la marginació política, amb la retallada d’identitats o amb una falta de simpatia històrica. Això em fa i em farà sortir al carrer, però poca cosa més, perquè jo no sóc guerriller, perquè jo poso per davant al conjunt i sobretot perquè tinc sobrats recursos per readaptar-me, però tingueu en compte que jo sóc una minoria, i que tot i que som una nació petita, no recomanaria despertar-ne la majoria.